Crónica: Black lips. Sobrados de Actitud.

Foto: Javier Amosa

El pasado Sábado hubo en Santiago de Compostela una cita con los conciertos del Heineken Music Selector. El grupo que la famosa marca de cerveza presentaba en la Sala Capitol eran los garageros Black Lips. Los de Atlanta, con su nuevo disco ''Arabia Mountain'' recién salido del horno, (su lanzamiento está previsto para el 7 de Junio) se presentaban en la capital gallega después de una carrera de mas de diez años en la que se han convertido en el referente de la música garage, que tan de moda se ha puesto en los últimos años. Los Black Lips se han hecho famosos también por su comportamiento sobre el escenario, en el que con un buen cocktel de drogas encima hacen que no olvides nunca su actuación.

El aperitivo fue a cargo de los Fuckin' Bollocks, un grupo de Barcelona que a pesar de hacerlo muy bien, no se les vio cómodos en ningún momento. Esto fue a causa de que todavía no había mucha afluencia de publico, y el que había, se mostraba muy frió.

Llegado el final de los teloneros, y después de la obligada salida al exterior para fumar, la Capitol se veía mas llena pero sin completarse nunca el aforo (un poco menos de la mitad). Era el momento de los Black Lips, que salieron con su energia habitual. En su repertorio sonaron temas de sus seis discos, incluyendo el que aun está por llegar. Tocaron cinco canciones de su nuevo material, de las cuales Go Out and Get It y Moder Art ya conocemos por ser adelanto de su inminente ''Arabia Mountain''. Los temazos de sus anteriores discos no dejaron de caer mientras que en las primeras filas los pogos no cesaban nunca. Los momentos estelares se produjeron primero con Not a Problem del disco ''Let it Bloom'' y mas tarde para abrir bocas con O Katrina! Y desatar la locura generalizada con Bad Kids. El final del concierto estuvo marcado por la entrada en escena de los Fuckin' Bollocks y la catarata de cerveza y cubatas desde las bocas de los miembros de ambas formaciones bañando así al público de las primeras filas.

Demostrado quedó que son ya la referencia de una generación de bandas de rock en todo el mundo y que si continúan con esa actitud, tenemos Black Lips para rato. En conclusión, un señor concierto que no se mereció una afluencia tan pobre de publico.

Related Posts with Thumbnails