Crónica: Casa Jager, la exclusiva bacanal


Promotor: Vice - Jagermeister
Ciclo: Casa Jager
Nota: * * * 1/2
Fotografía:

Llegamos. Expectación y algunos nervios entre los asistentes a la fiesta organizada por Jägermeister otro año más, y ya van tres. Un pub irlandés, una flota de autobuses aparcados, gente con muchas horas de preparación ante el espejo y las pertinentes invitaciones en la mano.
Tras un maravilloso, reponedor y LARGO viaje en bus (oh benditos GPS!) por la carretera hacia A Coruña, llegamos a la casa con tiempo justo para curiosear y juntarnos frente al escenario del patio frontal.
Esta edición marcada por la abundancia gallega (se podría decir que no solo en bandas) abría los conciertos con SRASRSRA una de las revelaciones presentadas por la 'marca' Galician Bizarre (el año pasado hacían lo pertinente, en el patio de la otra casa, Novedades Carminha).
Concierto el de SRASRSRA que estaba programado para media hora (si es que llegó) donde se pudo respirar el espiritu que imperaba en las bandas de la movida viguesa (¿soy yo o allí olía a Matar Hippies en las Cies?).
Tras el efímero y contundente directo del dúo coruñés y un juego a lo "Gran Prix del Verano" en la piscina de la maquillada casa de campo, los madrileños Juanita y los Feos en la "Habitación Padres" se camelaron a los presentes muy rápido, como si estuviese preparado, entre rollos de papel de wc, pies de micro caídos y coros multitudinarios.


En el escenario principal Triángulo de Amor Bizarro volvían a hacer de las suyas. La gente puede ladrar todo lo que quieran sobre lo mucho que los ven últimamente pero rápido se vuelven locos cuando empiezan a tocar (yo incluído). Los (por ahora) dos LPs de TAB son perfectas recopilaciones para componer setlists comeescenarios ya sean en festivales, fiestas de pueblo, salas, salones... El caso es que la mayor parte de la gente no pudo evitar saltar, corear y empujar, mucho.


Tras otro descanso en el que las masas corrían a las "setas calefacción" para echarse el cigarrito y rellenar el buche con cerveza y Jager, los vigueses The Cobras ponían la BSO idónea para el destrozo definitivo de la dichosa habitación de los padres. El dúo (Bruno, uno de ellos compagina trabajo con el grupo The Blows) descargó una tralla de electrohits que desecadenaron la locura entre los muchos presentes, con los cada vez más comunes "pogos", una especie de colchón-sofá volando y demasiado calor.

Y ya para finiquitar la noche (sí, me perdí a los Frittenbude) HEALTH estuvieron en un mediocre concierto donde no dieron todo lo que (creo) pueden dar de sí y en el que solo se levantaron sobre el resto del setlist We are water y Die slow.

Tras geniales directos, djs (que los hubo, en las otras habitaciones) mucha lucecita naranja, mucho chupito del diablo, canticos infantiles en el autobús de vuelta y dejados atrás todos los males del día después, ganas de otra igual o mejor. Sorprendedme Jager-Vice
Related Posts with Thumbnails