Crónica: Lori Meyers, Viaje a los inicios


Lugar: Sala Joy Eslava (Madrid)
Promotor: Spanish Bombs
Nota: * * * *  
Fotografía: Diario Pop (Surferrosa.es)

Anoche en la Joy Eslava tuve una sensación que me acompañó todo el concierto, como si se tratase de una reunión de viejos amigos que se tenían mucho que contar después de largos años sin verse, como una reunión de antiguos alumnos, aunque nadie conociese a nadie menos a los Lori Meyers.
El momento en el que Jesús Ordovás, desde el balcón de la sala y con un foco apuntandole, empezó a relatar como unos chicos de Loja, Granada, se le habían presentado para sonar en su Diario Pop o el primer encuentro de Noni y uno de los responsables de Houston Party, ese momento fue el perfecto avance de la 'morriña' que traerían el concierto y los temas que hace 8 años pusieron el punto de salida para los ahora ya tan sonados Lori Meyers.
Aunque esperaba un completo cambio de orden en las pistas del álbum, prácticamente fue igual excepto por dos variaciones.
La apertura con Viaje de Estudios que ya de primeras hizo levantar los brazos a un público con media de 25 y que coreaba cada una de las palabras que salían de la voz de Noni.
Las guitarras, los coros de Alejandro, los geniales cambios de ritmo, los finales en los que a base de guitarrazos se pasan del pop al ruidismo, todo sigue igual a excepción de la voz de Noni, que como él bromeaba "ya estoy mayor" no le deja alcanzar alguna nota y hacer las florituras que hace años hacía, pero por el resto, los Lori Meyers de guitarras, los del principio que llegué a ver en un pequeño pueblo de Galicia ante un pequeño y ausente público (sí Alfredo, ahi estabamos), esos Lori Meyers estaban anoche ahí.
Y este primer tema lo único que hizo fue encender la mecha de un público que estaba allí para pasarselo bien en todo momento: Ya lo sabes, Tokyo ya no nos quiere, Dos hombres con sombrero todas despertaron el recuerdo de una Joy Eslava abarrotada que no perdía detalle. Entre otros, no faltaron invitados como Antonio Arias (Lagartija Nick) y Victor G. Lapido (Lagartija y Grupo de Expertos) que les acompañaron en Ham'a'cuckoo, canción que ni Jesús Ordovás pudo evitar cantar llegado el 'naranana'.


Después del disco, anécdotas y amigos llegó el tiempo de la pausa, y de irse más allá en el tiempo si cabe. El primer bis traería demos y caras-b como las que, por calidad, perfectamente habrían entrado en el álbum debut como El increible hombre menguante, Johnny Cogió su fusil, la versión de Los Ángeles de No estoy contento, o algunas que al que escribe le hicieron más ilusión escuchar como Y no estás.
Tras la acogida que tuvieron la banda decidió salir a dar otro bis en el que entraron una canción de cada uno de los otros discos que tocarán estos días (2, 3 y 4) Sus nuevos zapatos del "Hostal Pimodán", Luciérnagas y Mariposas del "Cronolanea" y Corazón elocuente de "Cuando el destino nos alcance" con confeti incluido, y un cierre que a mi no me pareció el más apropiado, el único fallo gordo del concierto, pero como este tema ya está muy rallado y entra un poco más en materia de gustos prefiero callarme y quedarme con el recuerdo de las otras tantas canciones que sonaron.
"4 Joys 4 Discos" es una iniciativa a seguir y más conociendo la trayectoria de Lori Meyers que ultimamente ha tomado un rumbo que a muchos (me incluyo) no acaba de convencer. Una ocasión de escuchar en directo determinados temas que puede que no salgan a relucir nunca más. Gracias Lori Meyers.
Related Posts with Thumbnails