Crónica: Primavera Sound 2012 - Sábado


Lugar: Parc del Fòrum (Barcelona)
Promotor: Primavera Sound
Ciclo: San Miguel Primavera Sound
Fotografía: Damia Bosch - Dani Cantó

Sábado, último día en el Parc del Fòrum, la gente con las caras largas, cansancio, pero aun así desde primera hora para no perderse ni un concierto. Por mi parte pensaba ir a ver el directo completo de Sharon Van Etten, pero me ganó la curiosidad por ver que se montaban los amigos de Minimúsica. Llegué a tiempo para escuchar uno de los temas de Doble Pletina, y rapidamente salieron Beach Beach presentados por la animadora que allí tenían para los peques. ¡Qué dos temazos tienen en el disco "Els Animals" de Minimúsica! Los temas Quantes Milles Ha de Caminar Es Mamut y En Nuk I Es Peix Espasa están sobradamente a la altura de su primer disco y mejoran en vivo. Mucho ojo a Germana que, para quién no les conozca, decir que es el proyecto de Ramón Rodríguez (The New Raemon) con sus dos hijas, que tocan genial guitarra y bajo, Jazz y Leia. Tras este rato tan familiar decidí acercarme a ver el final de Sharon Van Etten, si bien bonitos temas, bastante sosos, no me dijeron mucho.

Jeff Mangum *** 1/2
Después de tanto ir de aquí para allá era hora de ponerse serio y ver un directo al completo, así que me planté en un Auditori hasta la bandera en el que encontré un sitiazo en medio y medio de la audiencia (ventajas de ir sólo a esas horas). Preparado estaba el personal para la segunda traca de Mangum en el Auditori. En cuanto se apagaron las luces, efusivos aplausos que velozmente se pausaron para atender al ex-Neutral Milk Hotel. Los más devotos no titubearon en avalanzarse sobre el escenario en cuanto Jeff les dijo que podían arrimarse un poco más, así durante el resto del concierto una masa de gente rodeaba al músico de Louisiana mientras, armado con un par de guitarras acústicas, tocaba canciones de su antigua banda como Two Headed Boy o Naomi. Bastante animado y con algún guiño a la audiencia, Mangum evitó que resultase monótono sobre todo para los menos fanáticos de la banda, entre los que me incluyo.

Atlas Sound ***
Ya fuera del Auditori y tras una pequeña pausa era turno de acercarse al escenario Pitchfork a ver uno de los tantos proyectos paralelos que tiene Bradford Cox. Muy amable con el público y haciendose querer allí estaba para presentar su admirable "Parallax" con alguna cesión del setlist a su anterior "Logos". Solo, con su guitarra acústica y sus pedales, Bradford creó su atmósfera, la de sus discos, aunque no tan formidable como la de Deerhunter, al menos en directo y pese a sus intentos de conectar con el público pasó como un directo no muy memorable.

Beach House ****
Antes incluso de que acabase el concierto del señor Cox, la constante marea de gente que se movía hacia el escenario Mini para ver a Beach House era impresionante. Lo más doloroso era la coincidencia con Real Estate, pero la elección valía la pena. Una vez situado, el show empezó entre empujones de un abarrotado Mini que se calmaron al escuchar la melosa voz de Victoria Legrand. Sin miramientos, entraron en pleno show con Wild de su último trabajo(azo) "Bloom" que ocupó gran parte del setlist y encajó perfectamente, el público llevaba los deberes hechos y es que con semejantes trabajos que nos ofrecen el dúo de Baltimore no era difícil que, el que menos, hubiese escuchado un par de veces este trabajo. La primera mirada hacía atrás llegó rápido, Norway de su anterior "Teen Dream" sería el primero de los alternados temas de sus anterior trabajo. No se esperen grandes espectáculos si van a ver a Beach House, son ellos sobre el escenario, nada de grandes despliegues y poca interacción con el público,  solo tocando, ¡y que manera de tocar! Quitando los problemas de sonido que haya podido llegar a tener el público más lejano al escenario, la ya mencionada voz de Legrand, sus teclados, las guitarras de Alex Scally y las baterías de un acompañante recrean a la perfección cada uno de los temas traídos al directo en lo que puede parecer o bien una larga y reconfortante nana para aquellos que no conozcan demasiado sus trabajos o por lo contrario, una joya de directo, una muestra de lo bonita que puede ser la más sencilla hora de concierto. Entre otras sonaron Other People, The Hours, Zebra, Myth o Irene.

Chromatics ***
No teníamos nada claro si decantarnos por la presentación en directo de "Kill for Love", el interesante nuevo disco de los Chromatics o ir otra vez a por el concierto más másificado, el de Saint Etienne en el San Miguel. Nos decidimos por los primeros y no defraudaron aunque tampoco encandilaron. Muy electrónicos, convirtiendo el escenario Pitchfork en una pista de discoteca bastante concurrida presentaron sus temas sin demasiada pausa para los que allí gozaban con copa o cerveza en la mano. Decidieron cerrar el setlist con dos versiones, Running Up that Hill y la incluida en su LP Into the Black o como Neil Young la bautizó en su momento, Hey Hey My My (Into the Black).


Yo La Tengo *** 1/2
De nuevo de paseo al rebautizado escenario "Mordor", el de Yo La Tengo fue el concierto que más rabia me dió. Yo, primerizo en Primavera Sound, debido a otros asuntos de fuerza mayor, no había coincidido con el grupo de Hoboken que tanto repite por tierras catalanas. Encontrarme con el escenario lleno de murmullos y el sonido más bajo de toda la jornada me hizo entrar en colera ya que, por mucho que me acercaba al escenario, el sonido no mejoraba o lo hacía de manera casi inapreciable. Puede que si le quitasemos este detalle la puntuación sería más alta, ya que el setlist resultó ser el gozo de cualquier seguidor de la banda: Deeper into Movies, From a Motel 6, Stockholm Syndrome o Mr. Tough sonaron en la primera parte del concierto que rápidamente dejaron paso a Autumn Sweater o Here to Fall entre otros hits de la banda que coronaron con el cierre de Sugarcube. Resumiendo, distorsiones a partes iguales con melodías pop, un concierto no muy largo pero con gran selección de canciones y una pena de sonido.


Justice *** 1/2
Cambio radical con los franceses. Del noise pop más "pureta", el público relajado y el escenario más austero llegaba el turno de la abrumadora traca de electrónica de Justice. Con su muro de amplificadores Marshall de pega (son luces), su cruz y un largo mashup de todos sus temas, Gaspard y Xavier hacían saltar y berrar a todo el público que hasta el momento había estado petrificado a lo largo y ancho del Parc del Fòrum. Sin llegar a convertirse en el salvaje patio de instituto que es el escenario Maravillas durante un cabeza de cartel, en el San Miguel también hubo algún vaso en el aire y mucho guiri loco. Quitando un par de pausas absurdas que hicieron en el transcurso del concierto, que bien funciona el mashup de temas que preparan para su directo y lo que les gusta ver gritar a la gente cuando aparece por primera vez la frase We Are Your Friends, sin duda, el tema más celebrado, aunque por impresionante el momento Stress iluminado con luces de policía y pantallazos de color rojo.

Para despedir el Fòrum, Neon Indian en un buen concierto con un punto álgido que todos imaginareis (Polish Girl) y posterior sesión hasta el cierre. Volveremos, si nos dejan, al mejor festival que ha parido madre (dentro de la península).
Related Posts with Thumbnails