Crónica: Destroyer, atmósferas disco en el Teatro Lara

Lugar: Teatro Lara (Madrid)
Promotor: Estrella Galicia
Ciclo: SON EG
Fotografía: Javier (Notedetengas)
Puntuación: * * * *

Sí que es cierto que un servidor iba al concierto de Dan Bejar (aka. Destroyer) con una gran debilidad, una ligera obsesión por Kaputt (mejor álbum de 2011 en Elindienoexiste), pero incluso intentando ser objetivo no me queda otra que decir que el directo de Bejar y su banda fue casi impecable, los allí presentes lo podrán corroborar.

Con Bejar, siete sobre el escenario, el comienzo del concierto (algo tarde): la peculiar voz del canadiense desnuda destripando letras peculiares que le caracterizan, es Your Blues del álbum con el mismo nombre de 2004. Al minuto y medio se le unen poco a poco guitarras, percusión, teclados y vientos dando muestra de la delicadeza instrumental que acompañaría toda la noche, primer gran aplauso. Para Bejar no era el momento todavía de centrarse en el último de sus trabajos lo que dejó sitio para otra mirada atrás en el tiempo con European Oils, otra de las piezas previas a la obsesión ambiental del cerebro de la banda.

De repente y sin avisar suena Kaputt single del último trabajo, como queriendo quitarselo de en medio pero regalandolo al público con cariño y encanto. Tal como en el álbum, rápidamente le siguió Downtown, con esa línea de bajo que hizo vibrar las posaderas de los presentes que tan correctamente sentados (y concentrados) estaban en el Teatro Lara. Qué trabajazo se dieron los dos responsables de los vientos, uno a la trompeta y otro alternando entre el saxo, la travesera y una flauta electrónica, posicionados cada uno a un lado del escenario y con la ayuda de la maravillosa acústica del Teatro Lara envolvieron la platea creando el mismo efecto que en ese pedazo de álbum que es "Kaputt", el noveno trabajo de estudio de Destroyer.
Ha pasado año y medio desde que "Kaputt" vió la luz y Dan parece darse cuenta, se le nota cansado de hacer un setlist exclusivo. Así, sonaron todavía cuatro temas más de pasados trabajos como Libby's First Sunrise todas trasladadas al mundo actual de Destroyer.
El peor momento del concierto (posiblemente el único fallo grande) sin duda fue el Savage Night at the Opera, segundo single de "Kaputt". Como escapando de este tema y con el tempo exageradamente acelerado, la banda pasó por encima de este corte pisoteandolo y transformandolo en la broma de un niño que juega con la velocidad de un reproductor subiendo las revoluciones, solo faltaba que el pitch de la voz de Bejar estuviese ridículamente alto.
Pasando por alto ese momento pudimos disfrutar del resto del concierto que aún escondía los dos mejores momentos de la noche.
Hubo ausencias como la de la magnífica Blue Eyes aunque estuvieron presentes otras como Chinatown.
Antes de abandonar el escenario sonaron tres más, entre ellas la de Libby's... pero la que se llevó la palma fue Suicide Demo For Kara Walker, esa preciosidad de canción que sin mayor esfuerzo se coló en el top de mejores temas del pasado año. La introducción, el desfase inicial del trompetista de la banda resultó entretenido al principio, pero visto a unos días de distancia desde la noche del concierto y con temple quizás resultase extremadamente largo, aún así en cuanto empezó a sonar la flauta el Lara entró en uno de los momentos de mayor delicadeza y clase que he podido presenciar en este último año de conciertos.

Cuando dejaban el escenario tras una hora de concierto, el público (muy receptivo durante toda la noche) reclamaba un bis a base de aplausos y algún grito. Tras hacerse de rogar salieron y acertaron de nuevo con otro de los momentos clave de la noche: Bay of Pigs. El recibimiento que tuvo este tema fue espectacular y no para menos, es una de las joyas ocultas del álbum, el cierre de 50 minutos del mejor homenaje, voluntario o no, al pop de los ochenta y finales de los setenta, el broche perfecto a un disco restrospectivo y un directo madurado tras meses de gira que dejó a todos los allí presentes tarareando para sus adentros ese coreable estribillo que se cuela en la peculiar lírica de Bejar, "dada da, dada da...".

Mención especial al excelente trabajo que Estrella Galicia (SON EG) viene haciendo y que culminaba temporada con esta velada espectacular, gracias.
Related Posts with Thumbnails