Crónica - Optimus Alive 2012 : Sábado

Lugar: Oeiras (Lisboa)
Promotor: Everything is New
Ciclo: Optimus Alive 2012
Fotografía: Pedro Castro, Rubén Viegas

Segunda jornada de Optimus Alive, ya superadas las incomodidades de las colas para pulseras era cosa de llegar y disfrutar de los conciertos. Frente a los detalles que mancharon la organización de este año debido sobre todo a las grandes aglomeraciones he de decir que tienen una maravilla de camping y NO es necesario irse a un hotel, hostal o sucedaneo: piscina, restauración, mini supermercado, sombra en todas las esquinas.... claro, es la diferencia entre un camping que funciona todo el año con calificación de 4 estrellas y las campiñas polvorientas en las que otros hacen acampar a sus festivaleros. Volviendo a lo que importa, tras pasar ese arco de entrada con DJ estabamos listos para disfrutar de Noah And the Whale...


Noah And The Whale *** 1/2
El de Noah and the Whale es cierto que es un directo sin demasiada cosa, nada especial, pero correcto y llevadero al fin y al cabo. Después de sus anteriores trabajos, el "Last Night on Earth" marcó un punto de cambio en la banda, tanto en su sonido como en la repercusión que tuvieron, especialmente en el Reino Unido, y por supuesto, un álbum que admito me hizo pasar un buen rato. Con imagen pulcra, traje y de punta en blanco desgranaron gran parte de su último trabajo (Life is Life, Tonight is the Kind of Night, Give it All Back, L.I.F.E.G.O.E.S.O.N...) con solo un par de concesiones a lo anterior, una a "The First Days of Spring" (Blue Skies) y dos a su "Peaceful, the World Lays Me Down" incluyendo por supuesto la divertida y coreadisima 5 Years Time que es perfecto ejemplo del tono optimista pero ligeramente moñas que tuvo su directo. Recomendables en cualquier caso.


Mumford & Sons ***
La expectación que creó Mumford & Sons fue cuanto menos curiosa aunque en parte comprensible sabiendo de antemano el fanatismo que profesan los británicos por esta banda y viendo el abundante número que había en el festival. La fuerza con la que empezaron prometió un gran directo (que en la parte "técnica" no dejó de serlo en ningún momento del set) pero que pecó de monótono. El problema, quizás el haber sacado dos temas como Little Lion Man y Winter Winds excesivamente pronto, gastando dos cartuchos importantes de su cargador de hits y como adelantaba, cayendo en una monotonía peligrosa para aquellos que no sean acerrimos a la banda. De todos modos, obligadisimo directo para los más fans, por falta de fuerza en el escenario no será que los desprecie.
 

Awolnation *** 1/2
Aaron Bruno hizo que nos temblasen las piernas ante el miedo a un concierto pobre al llegar al escenario Heineken. No tardó en tranquilizarnos en ese sentido para excitarnos ante la gran puesta en escena que hizo de su "Megalithic Symphony". Los temas que pudimos escuchar en nuestra llegada al escenario sonaban extremadamente cutres y estaban cogiendo una forma popera que no les favorecía, pero Bruno rápidamente se puso las pilas para demostrarnos que es todo un showman, ya sea berreando encima del escenario o disfrutando con su público a base de crowsurfing. Un directo in crescendo que acabó conquistando a todos los presentes y una apuesta fuerte a seguir con temas desgarradores en directo como el adelanto Sail.


The Cure **** 1/2
Su reciente actuación en el Primavera Sound solo me retuvo una hora y unos minutillos, tres horas para los no-fanáticos pueden hacerse largas además de que hacen que uno se pierda otras bandas mientras tanto. En esta ocasión consiguieron retenerme más tiempo (1.40, la mitad) y no porque el directo fuese distinto en cuanto a setlist o similares, de hecho en Algés fue prácticamente el mismo que en Barcelona, pero sí que podríamos decir que Robert Smith y los Cure estaban más cómodos en esta ocasión (o eso parecía) trasladando esta comodidad a su música que sonaba atronadora formando un concierto indispensable. El tema de la duración ya es otro tema, en su momento ya me pareció un set demasiado largo para un festival, así que la decisión estaba tomada de antemano. Pero mis mayores respetos para una banda que ya me ha demostrado dos veces en menos de mes y medio que a pesar de su veteranía tienen fuerza suficiente para dar un directo gigante, mejor que cualquiera de los presentes en el cartel del festival, con un setlist para todos los gustos, sonido impecable y participación estelar de todos sus miembros recordando que la fama se la han ganado. Del directo me sigo quedando con el momento Push y además de los "momentos hits", curiosamente me ha quedado grabado el de The End of the World de su reciente (2004) trabajo homónimo. Impecable voz de Robert Smith, los años no pasan por su peculiar vocecilla.


Sebastian *** 1/2
Siniestra puesta en escena la del francés Sebastian. Cual lider totalitario y una estética y colores bastantes similares a los del "líder" de V de Vendetta la ráfaga atronadora de Sebastian resultó más convincente que la de sus compatriotas la noche anterior, aunque no fuese tan esperada y transitada como la del dúo francés. Con unos visuales que llegaron a rozar lo incómodo de ver, el músico del sello Ed Banger envuelto en las sombras pasó desde los temas más disco hasta la electrónica más dura que desató el baile compulsivo en todo alma viviente que estaba en el escenario Heineken.


James Murphy + Pat Mahoney ***
Sobre el dj set de los ex LCD Soundsystem sólo apuntar que la mitad que pudimos ver en cuanto acabó Sebastian, empezó con Murphy dando una mala clase de dj que resultó "rallante", rapidamente se subiría Pat Mahoney a solucionar esto con una gran sesión de ritmos disco más amena y bailable. Interesante cierre de un día más conciliador que el primero.
Related Posts with Thumbnails