Crónica - Youfest: Bizarro. Hilarante. Único.

Lugar: Matadero (Madrid)
Promotor: Youtube
Ciclo: Youfest
Fotografía: Web Youfest

La puesta en escena más sorprendente, los nombres más conocidos de la red, los más divertidos, los más impresionantes, gigantes como Underworld o Primal Scream, no tan grandes pero sí efectivos Battles, precios decentes, buena comida, buena bebida (que gustazo cambiar los sucedáneos de cerveza habituales por la Estrella Galicia)... pero también la lluvia. El Youfest lo tenía todo para convertirse en un fin de semana especial, pero tuvo que hacer frente a elementos inevitables que empañaron la primera jornada.

Viernes

El programa se dividía en viernes y sábado, en día (Matadero) y noche (La Riviera). Nuestro personal pistoletazo de salida con Sungha Jung en la primera jornada, ese ya-no-tan-pequeño genio de la guitarra que cautivó a los youtubers con su impresionante habilidad a las seis cuerdas en el canal de vídeos y que dejó el listón alto en la nave del Matadero a base de sorprendentes covers y temas propios.


El primer momento absurder del día llegó con el playback de Zorman y su Yo soy cani. Qué momento tan... raro. Turno de Gag Quartet de nuevo en la nave. Unos jovenes israelitas que basan su propuesta en curiosas versiones de los jingles de internet o de la cultura pop tal como videojuegos clásicos. Muy divertidos, no tanto sus chistes. 
 
Brett Domino, dos frikis con aparencia de deprimidos que, de nuevo, se hicieron famosos a base de versiones rarunas de temas conocidos como Hey Ya! de Outkast o Bad Romance de Lady Gaga. Mientras Buraka Som Sistema tocaban en el segundo escenario decidimos quedarnos a Reggie Watts, otro de esos fenómenos Youtube, pero uno de los pocos que no te eriza los pelos de la nuca. Un tío con una gran bola de pelo afro y mucha "coña" encima que a base de beatbox con su vozarron, unos loops y un par de pedales de efectos más se monta canciones muy muy válidas.

La gala Youfestera fue una de las grandes claves del festival, ambos días. En la primera personajes tan curiosos como La Tigresa del Oriente, Wendy Sulca o Delfín hasta el fín que entró volando por un lateral del escenario. Los tres cantaron por separado para después cantar En tus tierras bailaré todos juntos. Mención especial a la impresionante banda que acompañaba a todos los presentes. También Playing for a Change. Locomia y sus abanicos, Chimo Bayo y Asi me gusta, Javi Cantero y La Mandanga de su padre, El Fary. Las risas estaban aseguradas.


Tras esto de nuevo al segundo escenario para ver a El Guincho que, como siempre, se montó una fiesta tropical junto a los dos miembros de Extraperlo mientras el público (justito, justito) bailaba como loco bajo la lluvia.

Con Primal Scream, el cansancio del día (la lluvia es muy molesta durante tanto tiempo) y los temas nuevos nos llevaron a abandonar pronto el recinto. El comienzo no pudo ser mejor, pero rápidamente se metieron en un pequeño bloque de canciones nuevas (dos o tres) que nos invitaron a marcharnos. Una pena porque según pude leer al final resultó ser un concierto de hitazos y la mayor entrega del público. Pues para otra será.
Sábado

La previsión del tiempo se adelantó un día y las lluvias previstas para la segunda jornada escaparon dejando un tiempo perfecto para pasar la tarde en el Matadero, un Matadero que se llenaría bastante más que el viernes.
Cuando llegamos, Daler Mehndi salia a escena y no tardaba en desenfundar su Tunak Tunak Tun, divertidisima y extrañamente pegadiza canción Bhangra de finales de los 90 (aparentemente muy famosa en la India) que es todo un pelotazo youtuber.
Tras una pausa era turno de Battles en el mismo escenario. Qué gran grupo y qué gran directo. El caso de Battles es aquel del que nunca te cansas de ver en directo. Da igual si con Wall Street, My Machines, Race:In o por supuesto Atlas los neoyorkinos disfrutan con su delirio instrumental sobre el escenario y eso se transmite al público, sean fans o sean peques bailongos que van con sus padres. Cayeron nuevos temas que dieron pie al comentario de que sería su último concierto con ese "set".
De nuevo, la gala Youfestera. Abierta por Daler Mehndi y un depliegue asombroso de luces y visuales para su Tunak Tunak Tun. Wendy Sulca volvía sin su animador para hacer una versión nada acertada de Like a Virgin. Vázquez Sounds los peques mexicanos, con fatales problemas de sonido, no debieron de pasarlo muy bien sobre el escenario. Kaoma salieron a interpretar Lambada esa inolvidable canción que tantos veranos habrá sonado en las fiestas de los pueblos y los chiringos de playa... ¡y cómo bailaba el personal! Turno de Shakiro, un hombre que canta como Shakira, los pelos de punta, con perdón, ¡acojona! El Chombo salió y en el primer momento nos reimos y divertimos de lo lindo, al rato deseabamos que desapareciese del escenario, tanto él como su Gato Volador y su Chacarrón Macarrón.
Después de la tanda freak llegaban Sung Bong Choi y Paul Potts a poner el rato serio. El primero famoso por Korea's Got Talent y el segundo por Britain's Got Talent, dos cantantes con una voz asombrosa y dos personas que cautivaron a los presentes y los hicieron estallar en aplausos y alabanzas. Personalmente, Potts mucho más emocionante. WOW. No tardaron en ponerle la chispa friki a la actuación de Potts cuando acompañado de Sung Bong Choi se marcaron un Amigos para Siempre al que rápidamente se unieron Los Manolos.

Turno de Rick Astley, hombre por el que aparentemente no pasan los años. No se corta un pelo y pega el pelotazo inicial con uno de esos hits suyos, Together Forever. Orquesta incluida, se atreve a presentar algún tema nuevo, con un porte impresionante sobre el escenario. Pero claro, el momento esperado y muy celebrado fue ese pedazo hit dance que fue y es Never Gonna Give You Up. Mención especial a Neuman que vieron su directo super reducido por problemas de horario, pero que en directo como ya nos demostraron en Sonorama son una apuesta segura.
Pero sin ninguna duda los grandes triunfadores del festival fueron Underworld. Qué vitalidad la de Karl Hyde sobre el escenario, qué fuerza todos y cada uno de los temas que despacharon esa noche. Y qué bien aprovechado el escenario, sus pantallas, sus cámaras. Épicos momentos como los de Cow girl y por supuesto el tremendo cierre de Karl Hyde como loco mientras interpretaba Born Slippy. Después de toda una tanda de festivales y como bien adelanté en Twitter, Underworld resultaron uno de los mejores momentos de todo el año.
Desgraciadamente ciertos compromisos no nos dejaron asistir a las jornadas en la Riviera, pero dejando atrás el éxito que pudo o no pudo conseguir el Youfest, sí que resultó uno de los más divertidos de todo el año. Seguro.
Related Posts with Thumbnails