Crónica: Delorean en la Joy Eslava


Lugar: Joy Eslava (Madrid)
Promotor: Intromúsica
Fotografía: Intromúsica
Puntuación: * * * 1/2

A estas alturas como puede uno hablar de Delorean sin repetirse sobre la importancia a ultramar de estos vascos afincados en Barcelona, lo interesante de su propuesta con respecto al panorama en nuestras fronteras y todas esas cosas que se llevan escribiendo desde la publicación de el EP "Ayrton Senna" y en especial su último largo "Subiza". No lo tenían difícil el viernes en la Joy Eslava viendo que la pista estaba llena e impaciente, lo que denota que el público venía advertido y no tendrían que convencerles de nada que no supiesen ya.

La primera canción, que funcionó a modo de intro, sorprendió, ni para bien ni para mal, simplemente sorprendió al llevar un ritmo más pausado que las veloces composiciones a las que nos tienen acostumbrados: sin duda era uno de los nuevos cortes que querían enseñarnos y es que, si aún no te has enterado, este año vuelven con nuevo LP. El 2012 de Delorean no ha sido, ni de lejos, un año relevante, en el que apareciesen en conversaciones, en artículos y tampoco en redes sociales. Quizás por ello la tensión de los asistentes, la necesidad de un chute de electronica tropicaloide y orgánica y fruto de ello, una ligera decepción. No es la primera vez que me planto frente a la banda y en más de una ocasión han demostrado tener la fuerza necesaria para levantar los pies del estático público y declarar fiesta nacional.

Con Real Love parecía que iba a funcionar, incluso con otro de los nuevos temas, ya no tanto Stay Close. En lineas generales, toda la instrumentación y los samplers sonaron correctamente pero Ekhi, vocalista de la banda, no tenía su mejor día y su agarrotada voz no acabó de cuajar en el asunto. Tras Grow, y entre los ya típicos bocinazos cual barraca de feria, llegaba Seasun, probablemente el momento notable de la noche frente a una mediocridad nada habitual en estos chavales. Eso sí, tanto el público como la banda superó el notable alto cuando llegó el bis con Deli, única canción en este plus que completaba una escasa hora y diez minutos. Así se despedían Delorean, frente a un mar de brazos levantados y cuerpos necesitados de fiesta que descargaban su último cartucho, con la esperanza (servidor por lo menos la tiene) de que esto fuese un tropiezo y que este año vuelvan a lo grande tras desperezarse y engrasarse las bisagras.
Related Posts with Thumbnails