Crónica - Dominique A & Benjamin Schoos (Sala Arena)

Lugar: Sala Arena (Madrid)
Promotor: Green Ufos
Fotografía: Diego Sánchez


Benjamin Schoos * * *
"China Man vs. China Girl" es, no cabe duda, un ideal nuevo comienzo para el belga Benjamin Schoos, el antes conocido como Miam Monster Miam: chanson, colaboraciones de lujo (véase Laetitia Sadier en Je Ne Vois Que Vous), producciones perfeccionistas como en A Mort L'Amour!... Este trabajo transmite una seriedad y un porte (o así le resulta a un servidor), de los que Schoos parece reirse en su directo. Un individuo que parece estar obsesionado con el boxeo, que no tiene ningún reparo en hacer el ridículo, que se burla a su manera de la figura tradicional del crooner y que, para que negarlo, se quiere a horrores. Sus canciones siguen siendo grandes canciones, a pesar de hacerse a si mismo unos terribles coros en el tema que da título al álbum o de dar rienda suelta a sus extravagancias (o payasadas) como mancharse la boca con pintalabios en el single que canta con Sadier. También es valiente, la sala medio vacía (siendo generosos) no le frenó en ningún momento de desvivirse subido al escenario o en la pista acercandose al poco público que iba apareciendo en la sala. Todas estas maniobras de crooner friki se soportarían mejor si mayor parte de las canciones no llegasen grabadas o reproducidas con teclados. Entretenidos 45 minutos, en los que Schoos podía haber dado más de sí mismo.

Dominique A * * * *
Descanso entre medias de 20/30 minutos, lo justo para llenar la Sala Arena. El tan llamado renovador de la chanson francesa y su banda, llegaron con el espíritu lleno de carga eléctrica, la faceta más dura, que no más oscura del francés Ané, que descargaron en una sucesión de ruidistas arreglos de guitarra. Con Le Bruit Blanc de L'Ete, luminosidad en los teclados enfrentada a la sucia guitarra que primaba en otros temas como Close West, posbilemente uno de los más lúcidos de la noche y entre los temas de su último trabajo "Vers Les Lueurs", del que también sonaron otros nuevos himnos de este individuo ya ineludible de la música francesa, como fueron Rendez-Nous La Lumière o el single Vers Le Bleu, amable su línea de bajo. Enorme recibimiento para Hasta que el cuerpo aguante, una de las recuperadas de su anterior trabajo La Musique, pero el vistazo atrás no quedó ahí, emocional recuerdo de temas como Les Hauts Quartiers de Peine llegado desde 1995 para entrar entre los bises, perfecto cierre, levantando el pie del acelerador, después de una noche del más rockero Dominique A y posiblemente del más cómodo consigo mismo y efectivo con los presentes.
Related Posts with Thumbnails